Nuevo Sapo Gigante refleja Biodiversidad Oculta en los Páramos del Sur del Ecuador

Una de las especies más grandes de sapos andinos, el Cutín Gigante de Páramo, ha sido descubierta en los páramos del Parque Nacional Podocarpus por investigadores ecuatorianos. Este espectacular anfibio de color café-chocolate solo habita en páramos del Nudo de Cajanuma a 3400 metros sobre el nivel del mar. En las últimas décadas, estudios científicos han revelado una extraordinaria diversidad de flora y fauna en la parte más austral de los Andes en Ecuador y aún queda mucho por descubrir.

Los Cutines son sapos que muestran una gran diversidad morfológica y ecológica y constituyen el grupo de vertebrados con mayor cantidad de especies en el planeta (532 especies, 8% de todos los vertebrados). Los Cutines habitan desde Honduras hasta Argentina, pero en Ecuador alcanzan una gran riqueza de especies (39% de todas las especies de Cutines, 210 especies). Sin embargo, su diversidad y ecología son aún poco conocidas.

Investigaciones realizadas desde el 2009 en los páramos de Cajanuma, en el Parque Nacional Podocarpus, revelaron la existencia de una nueva especie que fue bautizada como Cutín Gigante de Páramo. Esta nueva especie se distingue fácilmente de todos los demás anfibios por su gran tamaño corporal (50 mm), siendo casi el doble del tamaño de otros cutines de páramo. 

El Cutín Gigante de Páramo es una especie impresionante, uno de los anfibios más grandes y robustos de los páramos de los Andes. Tiene un color café chocolate, una piel gruesa, y grandes parches glandulares en los brazos y piernas, que le dan la apariencia de tener un cuerpo musculoso”, indicó Diego F. Cisneros-Heredia, investigador de la Universidad San Francisco de Quito USFQ y coautor del estudio.

/var/folders/xw/85l1p7m50lxgmv16wzzq24hc0000gn/T/com.microsoft.Word/WebArchiveCopyPasteTempFiles/showimg.php?filename=oo_306088.jpg
Fotografías de tres machos (A–B, D) y una hembra (C) del Cutín Gigante de Páramo.
Fotografías por David Veintimilla-Yánez.

El Parque Nacional Podocarpus es un área protegida por el estado ecuatoriano que se ubica en la porción más al sur de la Cordillera Oriental de los Andes, en las provincias de Loja y Zamora-Chinchipe. Protege cerca de 1450 km2, cubiertos por bosques piemontanos, nublados y de alta montaña, así como páramos que se distribuyen como pequeñas islas en los picos de las montañas.

En las últimas décadas, estudios de campo en el Parque Nacional Podocarpus y áreas cercanas han revelado una extraordinaria diversidad de flora y fauna en la parte más austral de los Andes en Ecuador. Aunque aún existe poca información sobre los anfibios de los páramos y bosques montanos del Parque Nacional Podocarpus y varias áreas permanecen sin explorar, los datos disponibles muestran que hay una gran cantidad de especies, incluyendo muchas que son endémicas, es decir que solo se encuentran en el Podocarpus y en ningún otro lugar del planeta.

Los Cutines de los Andes del Sur de Ecuador son los menos conocidos. El descubrimiento de esta nueva especie de Cutín evidencia la necesidad de explorar de forma más intensiva los Andes de las provincias de Loja y Zamora-Chinchipe” dijo Mario Yánez-Muñoz, investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad y coautor del estudio.

Los siguientes pasos después del descubrimiento del Cutín Gigante de Páramo incluyen el desarrollo de un programa de monitoreo para mejorar el conocimiento sobre el estado de sus poblaciones, en particular porque se ha detectado que en los últimos años sus números pueden haber disminuido.

A nivel global, los anfibios enfrentan un alto riesgo de extinción debido a la intensa presión humana. Solo en Ecuador, docenas de especies están a punto de desaparecer. Las causas incluyen la destrucción y contaminación de sus hábitats por la extracción maderera ilegal, la expansión descontrolada de la frontera agrícola, y el impacto de las operaciones mineras, así como también por enfermedades infecciosas y el cambio climático local, regional y global.

Los científicos ecuatorianos Mario H. Yánez-Muñoz y Diego Batallas del Instituto Nacional de Biodiversidad INABIO, David Veintimilla-Yánez de la Universidad Nacional de LojaMinisterio del Ambiente, y Diego F. Cisneros-Heredia de la Universidad San Francisco de Quito USFQ, Laboratorio de Zoología Terrestrepublicaron esta investigación en la revista internacional ZooKeys.

Más sobre el Cutín Gigante de Páramo

El nombre científico del Cutín Gigante de Páramo es Pristimantis andinogigas, siendo Pristimantis el nombre genérico de todos los cutines.

Al igual que otros cutines, el Cutín Gigante de Páramo es una especie de desarrollo directo, es decir, que del huevo nacen sapitos completamente formados, y no pasa nunca por la fase de renacuajo.

Los machos del Cutín Gigante de Páramo son más pequeños que las hembras y llegan a medir en promedio 39 mm cuando son adultos.

El ecosistema donde habita el Cutín Gigante de Páramo es muy específico, pues solo ha sido encontrado en herbazales bambusoides de páramo a elevaciones entre 3300 y 3400 m en el Nudo de Cajanuma. 

El Cutín Gigante de Páramo está activo durante la noche, cuando se mueve entre los herbazales y el suelo del páramo en busca de insectos para alimentarse.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s